¿Por qué hay alimentos más adictivos que otros?

/, Dieta y nutrición/¿Por qué hay alimentos más adictivos que otros?

¿A quién no le ha pasado alguna vez tener antojo de un alimento en concreto y bajar corriendo a la tienda de al lado a conseguir un poco de esa delicia? Chocolate, patatas, dulces, comida rápida, etc, están entre esos alimentos a los que nos cuesta tanto resistirnos, pero, ¿por qué ocurre esto?

¿Por qué nos volvemos adictos a un alimento?

Los alimentos nos aportan proteínas, vitaminas, grasas y también nos surten de sustancias que estimulan el cerebro al igual que lo hacen las drogas. Con el tiempo, y aunque parezca increíble, pude acabar creándonos una adicción.

Como hemos mencionado antes, existen ciertos alimentos que al ingerirlos liberan distintas sustancias químicas que estimulan los centros cerebrales del placer y nos proporcionan sensación de bienestar inmediata al igual que lo hacen las drogas. Por este motivo, cuando tenemos un mal día o nos sentimos estresados nuestro cerebro nos “invita” y casi nos obliga a recurrir a estos alimentos para sentirnos mejor.

Pero el problema de consumirlos asiduamente es que entramos en un círculo vicioso en el que cuanto más ingerimos, más placer se genera en el organismo y más alimentos adictivos nos pide el cuerpo para mantener esa sensación placentera.

El problema de este comportamiento es que en la mayoría de los casos desemboca en un aumento descontrolado de peso.

Adicción a la comida

La adicción a la comida se produce cuando aparece una obsesión por la comida, el peso y la imagen corporal. Puede llegar a convertirse en una enfermedad similar al alcoholismo o la drogadicción, con la diferencia de que un adicto a los alimentos no puede dejar de consumir la “sustancia” que le provoca la adicción, ya que no puede dejar de alimentarse y las tentaciones están siempre presentes.

Las personas adictas a la comida pueden desarrollar bulimia, anorexia, vigorexia, ortorexia o cualquier otro trastorno psicológico relacionado con los alimentos. Por este motivo es muy importante reconocer los alimentos más adictivos para evitar su consumo en grandes cantidades y seguir una alimentación sana y equilibrada.

¿Qué alimentos son más adictivos?

Los alimentos con alto contenido en grasa y azúcares refinados son los que más adicción generan. Esto se debe a que al ser digeridos, nuestro intestino segrega una serie de receptores que son neurotransmisores similares a algunos compuestos presentes en la marihuana que activan las neuronas del centro del placer del cerebro (nucleus accumbens).

Como consecuencia desarrollamos una conducta que nos hace ingerir grandes cantidades de estos alimentos, lo que puede derivar en una dependencia por sobreexposición.

Estos son algunos de los alimentos más adictivos:

Chocolate

  • El chocolate negro tiene unas sustancias químicas parecidas a los cannabinoides que influyen en varios receptores neuronales.
  • Su contenido en cafeína y teobromina proporciona un efecto energizante.
  • Calma la ansiedad por su alto contenido en hidrato de carbonos y grasas vegetales.
  • Ayuda a calmar la depresión, ya que su contenido en feniletilamina provoca la misma sensación que en el enamoramiento.
  • A su favor decir que su consumo moderado es beneficiosos. Hay estudios que han demostrado que tomando 38 grs de chocolate negro al día nos ayuda a adelgazar.

 

Leche y queso

  • La leche y en especial el queso viejo, tienen un alto contenido de caseína, una proteína que al ser digeridas producen unos péptidos de naturaleza opioide conocidos como casomorfinas que favorecen el sueño.
  • El deseo de tomar queso puede estar relacionado con la necesidad de calma y tranquilidad ante situaciones estresantes o cuando no podemos controlar nuestra ansiedad.
  • Su sabor y la gran variedad que existe en el mercado juegan un papel importante en la adicción a los lácteos.

 

Café y té

  • La cafeína y la teína, son estimulantes naturales para mantener una buena actividad y para muchos se convierte en indispensable para continuar su rutina diaria.
  • Demasiada cafeína puede ocasionarnos problemas físicos como ansiedad, alteraciones en el ritmo cardíaco, hipertensión… etc.

Patatas fritas de bolsa

  • La adicción a las patatas se debe principalmente al los aditivos industriales añadidos para mejorar su sabor y color. El más adictivo es el glutamato monosódico que nos incita a comer más y más.

 

¿Cómo prevenir la adicción a la comida?

  • No saltarse las comidas para evitar ataques compulsivos de hambre.
  • Mantener una actividad y practicar técnicas de relajación para controlar algún desequilibrio emocional que nos haga proclives a comer en exceso.
  • Consumir los alimentos adictivos en si justa medida, suprimirlos totalmente solo aumentará el deseo de consumirlos
  • Ante los primeros síntomas de ansiedad es mejor acudir a un profesional que nos aporte las herramientas adecuadas para conseguir suprimirlas.
  • Corregir los hábitos alimenticios, sabiendo qué alimento son los más idóneos para una buena alimentación.
2020-07-02T17:58:07+01:00