Método Apollo

/Método Apollo
Método Apollo 2019-08-26T10:00:50+01:00

Método Apollo

¿En qué consiste?

El Método Apollo es un procedimiento mínimamente invasivo que consiste en la reducción de estómago sin cirugía. Este tratamiento se realiza junto con un procedimiento multidisciplinar en el que están presentes el seguimiento nutricional, psicológico y deportivo.

La intervención se lleva a cabo mediante un endoscopio que es introducido por la boca, y a través del cual se realizan una serie de suturas o pliegues internos en el estómago, consiguiendo así la reducción del mismo.

La pérdida de peso se logra gracias a que conseguimos que el paciente se sienta saciado ingiriendo menor cantidad de alimentos a la vez que se retrasa la sensación de hambre.

Procedimiento

  1. Se realiza un estudio del paciente para determinar si es un candidato viable para el tratamiento. Se valora su estado general de salud y se realiza un estudio antropométrico, estudio hormonal y psicológico.
  2. La operación se realiza de forma ambulatoria y bajo sedación general.
  3. La intervención se realiza por vía endoscópica, introduciendo un endoscopio por la boca del paciente.
  4. Se realizan unas suturas en la cavidad interna del estómago para reducir su capacidad en un 60 o 70%. Al realizarse por vía endoscópica se evitan las cicatrices.
  5. La recuperación es muy rápida y el paciente puede reincorporarse a su vida normal después de 24 horas
  6. El Método Apollo es totalmente reversible y puede repetirse con el tiempo en caso de que fuera necesario.

Seguimiento

Durante el tiempo que dura el tratamiento, el paciente será supervisado por especialistas que le ayudarán a adaptarse en esta nueva etapa.
El tratamiento continuará con un seguimiento controlado que dura 24 meses. Durante este periodo se realiza una reeducación nutricional del paciente guiada por dietistas/nutricionistas, además de ofrecerle apoyo psicológico e instrucción y acompañamiento en la actividad física.

Apropiado para

El Método Apollo concretamente está dirigido personas que sufren desde obesidad de grado I, hasta obesidad mórbida, que tengan un IMC entre 30 y 40 y que ya hayan pasado sin éxito por tratamientos no quirúrgicos de adelgazamiento.
Con el Método Apollo se puede llegar a perder entre 15 y 35 kg.
Por supuesto, antes de optar por este tratamiento, el médico debe realizar un estudio completo para comprobar el paciente es apto para ello.

Ventajas

  •  Es un método mínimamente invasivo
  • La recuperación es muy rápida
  • Permite volver a la vida normal en pocos días.
  • No deja cicatrices
  • Reduce el riesgo de infección
  • Sensación de saciedad inmediata, evitando las ganas de comer
  • Se empieza a perder peso desde el primer momento.
  • Pérdida de peso entre 15 y 35 kg.
  •  Es una solución definitiva
  • Con la reeducación alimentaria se conseguirá un estilo de vida más saludable
  • Sin efecto “rebote” gracias al programa de seguimiento

Resultado

El Método Apollo viene avalado por unos excelentes resultados. Muchos pacientes que sufren desde obesidad de grado I hasta obesidad mórbida han podido alcanzar su objetivo de pérdida de peso de una manera controlada y gradual.
Además gracias al tratamiento multidisciplinar, la reeducación nutricional y la orientación hacia un estilo de vida saludable, se consigue que la pérdida de peso sea definitiva.