By-pass gástrico

/By-pass gástrico
By-pass gástrico 2019-08-23T12:34:11+01:00

By-pass gástrico

¿En qué consiste?

El By-pass gástrico es una técnica que se realiza a través de laparoscopía y consiste en dejar un pequeño estómago de 15 a 30 ml, conectado directamente al intestino delgado. De esta manera la comida salta un gran segmento de intestino delgado y se disminuye con ello la absorción calórica y de nutrientes.

Gracias a esta técnica el paciente se sacia antes, por lo que necesita comer menos. Con el BY-pass gástrico se consigue bajar entre un 65%-70% del sobrepeso en un periodo de 5 años, aunque la pérdida es más evidente durante el primer año. Es importante que siga una dieta equilibrada para garantizar una buena nutrición una vez que se realice la intervención.
Procedimiento

  1. Se realiza un estudio del paciente para determinar si es un candidato viable para el tratamiento. Se valora su estado general de salud y se realiza un estudio antropométrico, estudio hormonal y psicológico.
  2. La cirugía de By-pass gástrico se realiza con anestesia general en el hospital.
  3. Después de realizar las incisiones, el cirujano corta la parte superior del estómago (reservorio) y la separa del resto del estómago. Luego, corta el intestino delgado y cose una parte de este directamente al reservorio.
  4. La estancia hospitalaria puede durar entre tres y cinco días.

Seguimiento

Tras la cirugía, mientras el estómago y los intestinos se recuperan, solo se puede consumir líquidos.
Posteriormente se comienza un plan especial de alimentación para pasar lentamente de líquidos a puré. Más tarde se continúa consumiendo alimentos blandos hasta pasar a alimentos más sólidos, a medida que el cuerpo los vaya tolerando.
También hay que realizar chequeos médicos de forma frecuente para controlar el estado de salud durante los primero meses tras la cirugía.

Apropiado para

El By-pass está indicado para personas que padecen obesidad severa y mórbida con un IMC mayor de 40, especialmente si llevan otras patologías asociadas a la obesidad como hipertensión, diabetes, síndrome de apnea, enfermedades coronarias, etc.

La cirugía de By-pass gástrico se realiza cuando ni las dietas ni el ejercicio han dado resultado anteriormente, o si se tiene problemas de salud graves debido al exceso de peso.

Ventajas

  • La intervención se realiza con laparoscopia.
  • Apenas deja cicatrices.
  • El paciente podrá perder entre el 65%-70% del exceso de peso.
  • Aumento de la autoestima y disminución de la ansiedad provocada por el exceso de peso.
  • Las enfermedades asociadas con la obesidad tienden a disminuir.
  • Mejora la capacidad para realizar las actividades diarias, lo que ayuda a mejorar la calidad de vida.

Resultados

El By-pass gástrico puede facilitar el adelgazamiento a largo plazo. La cantidad de peso que se pierda depende del tipo de cirugía y del cambio en los hábitos del estilo de vida.
Es posible perder el 60% (o incluso más) del exceso de peso en dos años.

Los pacientes deben llevar hábitos de vida saludable, con una alimentación sana y equilibrada para a mantener el equilibrio en su peso.