Balón Gástrico

/Balón Gástrico
Balón Gástrico 2019-08-22T12:21:14+01:00

Balon Intragástrico

¿En qué consiste?

El sencillo proceso de implantación del Balón Intragástrico (BIG) y su elevada eficacia, hacen que sea una opción muy demandada. La colocación de un balón gástrico o intragástrico es un procedimiento que tiene como objetivo la reducción de la capacidad del estómago para poder ingerir menos alimentos y conseguir la sensación de saciedad antes de tiempo.

El Balón Intragástrico es un dispositivo que apenas produce rechazos, el material del que está hecho es silicona médica, un material muy flexible y con alta tolerancia. El balón gástrico permanece 6 ó 12 meses en el estómago dependiendo del paciente.
La diferencia entre uno y otro es el tiempo que permanece el Balón dentro del estómago y la duración del seguimiento alimentario.
Sabremos si un paciente es indicado para el Balón Intragástrico 6 meses o el Balón Intragástrico 12 meses después de un diagnóstico inicial.

Los pacientes se someten a distintas pruebas para realizar un estudio que indique que es un candidato viable para

El procedimiento

  1.  Se realiza un estudio del paciente para determinar si es un candidato viable para el tratamiento. Se valora su estado general de salud y se realiza un estudio antropométrico, estudio hormonal y psicológico.
  2.  Tres días antes de la intervención, el paciente debe comenzar una dieta líquida establecida por el nutricionista.
  3.  La introducción del balón en el estómago se realiza mediante un endoscopio. Esta es una técnica muy segura y no invasiva. No deja cicatrices.
  4.  La colocación de un balón gástrico en el estómago es una intervención rápida. En aproximadamente 20-30 minutos está dentro, inflado y flotando en el estómago.
  5.  El procedimiento se lleva a cabo sin anestesia general ya que no es necesaria. Aunque es recomendable aplicar sedación al paciente para evitar que se ponga nervioso.
  6.  En principio, no es necesario un ingreso hospitalario. El paciente se puede marchar a casa después de desaparecida la sedación.
  7.  El Balón se retira con endoscopia, en un proceso similar a la implantación. Dos días antes de su retirada no se pueden comer alimentos sólidos y 12 horas antes sólo se pueden tomar líquidos.

Seguimiento

Durante el tiempo que dura el tratamiento, el paciente será supervisado por especialistas que le ayudarán a adaptarse a nuevos hábitos de alimentación saludables y alcanzar el objetivo, además de controlar el balón.
La pérdida de peso y el logro del objetivo mejora la autoestima del paciente

Apropiado para

Este método está indicado a personas obesas con un IMC entre 30 y 40 o que han realizado otros tratamientos sin obtener los resultados deseados.
El Balón gástrico es un procedimiento es seguro y eficaz, dirigido especialmente a aquellas personas que hayan aumentado de peso debido a un cambio en su estilo de vida, embarazo o trastorno y que deseen perder entre 15 y 30 kilos aproximadamente.

Ventajas

  • Es una técnica mínimamente invasiva y que no requiere hospitalización
  • Se pierden entre 15 y 30kg.
  • La pérdida de peso se inicia al día siguiente de su colocación.
  • Es de rápida recuperación
  • Aumenta la autoestima del paciente y baja sus niveles de ansiedad.
  • Se adquieren nuevos hábitos saludables, que ayudan a eliminar los kilos de sobrepeso y a mantenerse tras el tratamiento.

Resultados

El Balón Intragástrico no sólo nos ayuda alcanzar el peso deseado. Se suele perder un promedio de entre 15 y 30 kg
Nos ofrece la oportunidad de modificar y corregir los malos hábitos alimentarios.
Es importante que el paciente esté implicado 100% con el programa para alcanzar los mejores resultados.